Roberto Briceño-León Y Otros (Coords.) – Salud Y Equidad

Posted on Posted in Ciências Sociais, Enfermagem, Medicina, Saúde

Salud Y Equidad: Una Mirada Desde Las ciencias Sociales – Cuando uno observa los cambios en algunos indicadores dados en las condiciones de salud de la población mundial se puede evidenciar una importante mejoría. Para 1950 la esperanza de vida en el ámbito mundial era de 46 años y la tasa de mortalidad infantil era de 156 por cada 1000 nacimientos vivos; al finalizar el siglo la mortalidad infantil había disminuido a 62 por 1000 y la esperanza de vida había aumentado hasta los 66 años.
En países como Chile, que para 1910 tenía una esperanza de vida de 29 años en los hombres y 33 en las mujeres, cerró el siglo con una esperanza de vida de 72 años para los hombres y 78 para las mujeres; es decir, con una ganancia de 43 años para los hombres y de 45 años en las mujeres. En ese mismo período la ganancia de años para Suecia fue de 20 años para los hombres y de 22 para las mujeres y en USA de 24 años para los hombres y de 27 para las mujeres.
En consecuencia, al final del siglo, la diferencia en las esperanza de vida entre los hombres de Chile con los de USA o Suecia se redujo de 20 y 28 años a 1 y 3 años respectivamente. Es decir, no solo hubo un aumento en la esperanza de vida en cada país, sino una disminución de las diferencias entre los distintos países.
Sin embargo en otros indicadores los cambios no han sido totalmente positivos. En 1997 murieron diez millones de niños menores de cinco años, el 97% de ellos en los países pobres, por una combinación de diarreas, neumonía y desnutrición.
La mayoría d estas muertes se hubieran podido evitar, eran prevenibles. En el mundo más de mil millones de personas no tienen acceso a agua potable y cerca de tres millones no acceden a una adecuada disposición de excretas, estas cifras quieren decir que el 25% de los habitantes de los países llamados en desarrollo no tiene acceso al agua potable y el 65% no tenía provisión de excretas.

   

 

 

Camisa Coração

Deixe uma resposta